Ahorra tiempo en la cocina como yo

¡Con lo que a mí me gustaba cocinar!. Eso era cuando no tenía que hacerlo sí o sí, claro.       En el reparto de tareas me cae todos y cada uno de los días preparar comida para cuatro y eso termina quemando. Quemándome a mí, digo.

Con tantas horas de vuelo como llevo encima, ya he conseguido hacer más llevadera la tarea y lo que intento es rentabilizar cada minuto que paso metida en la cocina. ¡Vaya si lo consigo!. Dos horas. Sólo dos horas de un domingo me bastan para dejar preparados los menús de la comida para semana y media. Lo juro por mi cobaya. Eso no sería posible sin mis dos ollas rápidas (no concibo la vida sin ellas) y unas cuantas astucias que voy a compartir desde este blog.

Basic RGB

Yo planifico cuatro platos para lunes, martes, miércoles y jueves. Por ejemplo: lunes pasta boloñesa, martes legumbres (me da lo mismo si es invierno como si hay 40º a la sombra), miércoles pescado en salsa  y jueves carne guisada. Además dejo una crema de verdura por si acaso a miércoles y jueves ‘les falta algo’ y para completar  lunes y martes ‘ellos’ son capaces de hacer una ensalada solitos. Los viernes también comen, no faltaba más, pero por decreto, les toca comerse las sobras.

¿Lío? Ninguno. La pasta ni siquiera la cuezo (¿sabías que venden pasta cocida congelada?) así que en un fogón se va haciendo la boloñesa mientras que en el otro tengo una olla con la legumbre de turno, verdura y carne. Se hace sola y en unos diez minutos. ¡Cling! Una media hora y ya tengo dos platos.

Continuamos para bingo. Fogón número uno con olla y contenido de una bolsa de sopa juliana +  patata = crema de verdura (una vez cocido y triturado, claro). ¡Más fácil no se puede!. Al lado, olla número dos con pollo rehogado, verduritas y caldo. ¡Cling! Otras dos recetas y sólo ha pasado una hora larga.

saucepan

El pescado, en salsa verde, que no da mucho trabajo y se hace solo. Se acabó. Lo que hago además es, ya que me pongo, hacer el doble de raciones y congelar la mitad de lo que se pueda, así que la semana que viene se repite y toca guisar menos.

Hay que apañarse y ser apañada. Si quieres, otro día te sigo contando: sé cómo hacer tres primeros platos de una sola vez ¡y en la olla, por supuesto! Con todos mis respetos: ¿quién necesita una Thermomix?.