Lo he probado: extensiones de pestañas

Lo reconozco: no soy amante de los tratamientos extremos, ni de las agujas, ni tan siquiera de quitar y  reponer,  pero lo cierto es que el tema de realzar la mirada me fascina (incluso el exceso a lo Betty Boop me ‘pone’)PESTAÑAS PREMIUM LOOK NATURAL

y es que el pestañón, en mi caso, me levanta el ánimo y la libido… Pero como la mayoría de las mortales no poseo excesiva maña (he hecho malabarismos para ponerme unas postizas), he tardado en conseguir unas pobladitas  a base de máscara y rizador y ya he olvidado las veces que he hecho ‘acto de contrición’ para tratarlas como el último elixir revitalizador (no puedo hablar de la eficacia de ninguno, siempre acaba olvidado en la estantería del cuarto de baño).
Así que cual ‘cobaya’ decidí prestarme al experimento. Como siempre llegué tarde a la cita (tiendo a apurar en la redacción). Antes de tumbarme en la camilla pude preguntar de  todo: ¿duele?, ¿dura?, ¿es para mi?, ¿da alergia?… Mis dudas fueron resueltas por la directora del salón Pestañas Premium: “Es un tratamiento que funciona muy bien cuando se tiene buena base, pero falta densidad . Se suelen poner de 80 a 100 pelitos por cada ojo  y se hace un diseño a medida. En él que se valora la forma del ojo, la curvatura de la ceja y el resto de las facciones”.
Cuando me tumbé en la camilla estaba tranquila, pero amiga, cuando caí en la cuenta de que iban a trabajar sobre mis ojos la idea no me pareció tan estupenda. Enseguida, la experta en lashes, me tranquilizó: “relájate y cierra los ojos” (durante todo el tratamiento permanecen así).

PESTAÑAS PREMIUM PASO 2

A continuación, me puso unos parches hidratantes en la zona inferior del ojo para sujetar las pestañas inferiores y  se puso manos a la obra. Primero,  aplicó un adhesivo en la línea de las pestañas superiores y con las pinzas fue separando mis pelitos y colocando las extensiones entre ellos. No hay molestias, pero si notas el ‘tejemaneje’ que se está produciendo.

PESTAÑAS PREMIUM PASO 3

Cada poco tiempo la  esteticista las va peinando con un cepillo (al terminar te entregan un juego de tres para que puedas curvarlas cada vez que te acuerdes). El proceso termina con un sérum vaporizado. ¿Lo mejor?  Esta customizado con la fragancia de Chanel Numero 5. ¡Una auténtica delicia!

PESTÑAS PREMIM PASO 4

Antes de irte te advierten que no puedes mojar las pestañas durante 24 horas y que pasado este tiempo, hay que desmaquillarlas (sí, se ensucian y cogen polvo) mañana y noche con un producto libre de aceite. Un agua micelar puede servirte. Además,  hay que peinarlas frecuentemente (un hábito que debes incorporar a tu rutina  beauty).
¿Lo mejor? El resultado es impactante. Te levantas con las pestañas maquilladas (como si el mejor maquillador te las hubiera puesto a punto  y con la curvatura perfecta). Vamos, lista para seducir.
¿Lo peor? Durante un par de días tuve sensación de picazón en el párpado superior  y de que llevaba algo que no era mio (me costó acostumbrarme), además tiendo a restregarme los ojos, con lo cual provocaba que los pelitos postizos cayeran antes de tiempo.

A tener en cuenta. No es un tratamiento definitivo, necesita retoques cada tres semanas (algo que me parece un poco esclavo, sobre todo cuando la agenda hecha humo o tienes un presupuesto ajustado).
Precio: Desde 120 €, primera sesión. El retoque : 40 €
Donde: Pestañas Premium.

Sonia Coronel