¿Nos vamos de vermú?

Salir los domingos a tomar el vermú como aperitivo era hace años –muchos- una tradición imprescindible que dominaba en las tabernas del Madrid castizo y en la bodegas de toda la vida de los barrios más populares de Barcelona. Tras pasar décadas casi en el olvido –aunque algunos por nostalgia y otros por gusto, como es mi caso, hemos seguido siendo fieles a ese rico vino macerado-, la hora del vermú vuelve a resurgir con fuerza; tanta, que se está convirtiendo en una moda o gastrotendencia.Taberna 1900

La crisis –es una bebida asequible- y el gusto por lo retro tienen mucho que ver en este auténtico revival. Hoy, jóvenes y jubilados conviven en la barra del bar disfrutando otra vez del rito del vermú dominical. ¡Qué delicia!… servido en vaso de boca ancha, con un chorrito de sifón (a mi me va más solo), hielo y una rodajita de naranja y acompañado de unos encurtidos, conservas o las tapas de siempre: aceitunas rellenas y patatas fritas.

Yo te animo a que te sumes al rito vermutero y descubras cómo está arrasando, sobre todo en Madrid y Barcelona. En la Ciudad Condal, donde esta tradición estaba más arraigada, In & Out Barcelona durante los fines de semana organiza rutas del vermut (allí se dice y se escribe así) por los barrios de Gràcia y Poblasec para dar a conocer algunos de los míticos bares, tabernas, y bodegas más emblemáticas, sin olvidar los nuevos locales que se han sumado a esta nueva moda; o ¿mejor decir que han recuperado esta tradición?.

En Madrid coincidiendo con las fiestas de San Isidro del 15 al 24 de mayo, tendrá lugar la
I Ruta del vermut Zarro organizado por esta marca madrileña. Será en Malasaña, uno de los barrios  más vivos y con  más ambiente de la capital. Dieciséis establecimientos de la zona se han sumado a esta propuesta y servirán un auténtico vermú de grifo acompañado de una tapa por 2,50 €.

Si prefieres salirte de las rutas y de los horarios, no te preocupes. El vermú es hoy el gran protagonista: desde las vermuterías y bares clásicos a las coctelerías más cool y modernas; para tomarlo de aperitivo, a media tarde en el afterwork, o por la noche convertido en cóctel. Eso sí, modérate porque es una bebida que entra tan bien que nos hace repetir y repetir… ¡y pega fuerte!. Yo sólo te aviso.

Locales que te recomiendo.

En Barcelona:
-
Morro Fi (Consell de Cent, 171 y Brusi, 39). Siempre concurridas
-Bodega 1900, la vermutería de los hermanos Adrià (Tamarit, 91)
-Lata-Berna (Torrent de les Flors, 53). Son famosas sus patatas bravas.
-Senyor vermut (Provença, 85). Nuevo local con 40 variedades de vermut.
-Quimet&Quimet (Poeta Cabanyes, 25). Mítico local siempre lleno aunque sea pequeño.
-El Cañete (Unio, 17). Un bar en El Raval con muchas opciones para tapear.
-Vermutería El Tano (Joan Blanques, 17). Todo un clásico de Gràcia.

En Madrid:
-Bodegas La Ardosa (Colón, 13) . Siempre lleno. Prueba a tomar el vermú con unos torreznos de tapa.
-Casa Camacho (San Andrés, 4 ). Abierto desde 1928
-La taberna de Corps (Plaza Guardia de Corps, 1). Si hace buen tiempo, aprovecha para vermutear en su terraza.
-Bodegas Casas (Avda. Ciudad de Barcelona, 23). Todo un clásico.
-Angel Sierra (Gravina, 11). En pleno barrio de Chueca
-Bar La Juana (Juan de Austria, 23). Te encantará su estilo vintage.
-Sot (Zurbano, 31). El nuevo espacio de Sergi Arola, que también se apunta al vermú.

Por Marisol Sánhez-Herrera