Tranquilamente

“Tranquilamente, esa palabra que dejas de utilizar cuando eres madre”, me dijo una vez una amiga. Porque ni te duchas tranquilamente, ni desayunas tranquilamente, ni haces ninguna de tus rutinas diarias sin prisas. ¿Dónde quedaron aquellos días en los que no perdonabas la mascarilla del pelo ni la crema hidratante después del baño?. Y entonces empiezas a ver como verdaderos planazos actividades que antes hacías casi por obligación.

malasmadres_tip_2

Y la palabra estrés comienzas a asociarla a momentos en la vida que antes te encantaban, como la llamada de una amiga.

307896_3944009592711_1385230982_n

¿Cómo sobrevivir?. Acepta toda invitación familiar a quedarse con tus hijos, flexibiliza tus horarios y el de tus niños y búscate un hobby, el que sea, aunque no te guste, ¡te acabará encantando!

Macarena